altar-familiar.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

altar-familiar.com
Dale clic aquí para recibir actualizaciones diarias en tu correo electrónico.

 

Siete recomendaciones para que sus hijos no los separen

Siete recomendaciones para que sus hijos no los separen

1.- Lectura Bíblica: Isaías 49:15, 16

2.- Meditación familiar :

Un problema frecuente en los hogares es el cambio que experimenta el clima de la relación conyugal cuando llegan los hijos.

El otrora deleite de la esposa por su marido, termina enfocándose en los niños, particularmente en las edades comprendidas entre 0 y 5 años.

¿Debería ser así? Por supuesto que no. Lo esencial es saber conciliar la dedicación a los pequeños con el tiempo que corresponde al esposo.

Dios valora el esfuerzo y Él mismo nos ve a usted y a mí como esos hijos pequeños que merecen toda la atención.

Al respecto el profeta Isaías escribió: “¿Puede una madre olvidar a su niño de pecho, y dejar de amar al hijo que ha dado a luz? Aun cuando ella lo olvidara, ¡yo no te olvidaré! Grabada te llevo en las palmas de mis manos; tus muros siempre los tengo presentes.” (Isaías 49:15, 16. NVI)

La palabra clave en todos los casos es equilibrio. Saber dedicar el espacio que le corresponde a los hijos, pero también a la relación conyugal.

En los hogares donde hay desequilibrio, lo más probable es que se presenten problemas que pueden desembocar en separación.

Evitar esta situación es posible. A partir de esa realidad, le invitamos a considerar 7 recomendaciones valiosas:

1.- No olvidar el roll que le corresponde a cada uno en el hogar

2.- Dialogue las inquietudes con su cónyuge

3.- Tenga en cuenta las necesidades afectivas de su cónyuge

4.- Revise si está desplazando a su cónyuge por enfocarse en los hijos

5.- No se ampare en los niños para distanciarse de su cónyuge

6.- No descuide la apariencia personal

7.- Pídale orientación a Dios sobre cómo llevar la relación conyugal

La relación familiar se edifica con la intervención de Dios. Cada día debemos traerlo a nuestro hogar. Él es quien nos permite identificar en qué estamos fallando y los correctivos que debemos imprimir en la relación con el cónyuge y con los hijos.

Si todavía no reina Cristo en su corazón, hoy es el día para que le abra las puertas de su corazón. Él trae cambio a su vida personal, espiritual y familiar. Decídase hoy por Jesús en su vida y en su casa.

3.- Oración familiar:

“Dios de los cielos te damos gracias por concedernos una nueva oportunidad hoy. Danos la sabiduría para identificar los errores que cometemos a nivel del hogar y de qué manera corregirlos, con tu divina ayuda. Sometemos en tus manos cualquier diferencia que pueda surgir, así como también, rendimos a tus pies toda actitud de orgullo que nos pueda afectar. Entregamos este día en tus manos. Amén”

4.- Una Meta familiar para hoy:

Con ayuda de Dios dedicaré tiempo a mi cónyuge y a mis hijos, sin caer en un desequilibrio que afecte la relación en el hogar.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio