altar-familiar.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

altar-familiar.com
Dale clic aquí para recibir actualizaciones diarias en tu correo electrónico.

 

Siembre y coseche bendiciones financieras con su familia

Siembre y coseche bendiciones financieras con su familia

1.- Lectura Bíblica: Proverbios 3:9 10; Mateo 6:33

2.- Meditación familiar :

Si Marina tomó una decisión equivocada en la vida, fue pretender que sobre su vida y la de su familia llovieran bendiciones sin el menor esfuerzo. Cierto domingo, después del almuerzo, meditó en el asunto. Para sí misma debió admitir que su principal motivación de ir a la iglesia, era que todo saliera bien en casa y que prosperaran a nivel económico, como habían anhelado siempre.

Pero si le sorprende el asunto, permítanos compartirle que Marina no es la única persona que piensa así. Desean las bendiciones del Señor para ellos, su cónyuge y sus hijos, pero no quieren dar nada a cambio.

Es cierto, las bendiciones no se producen en nuestra vida como consecuencia del sacrificio, sino como parte del amor infinito y la gracia de Dios. No obstante, a Dios debemos darle lo mejor de lo mejor. Entrega, consagración y disposición.

Uno de los aspectos con los que honramos a Dios, es reconocer que todo cuanto tenemos proviene de Él y a Él le corresponde todo. Cuando ofrendamos para el Reino de Dios, estamos dando una mínima parte. Y Dios ve y valora nuestra actitud.

El rey Salomón escribió hace muchos siglos: “Honra al SEÑOR con tus bienes y con las primicias de todos tus frutos; entonces tus graneros se llenarán con abundancia y tus lagares rebosarán de mosto.” (Proverbios 3:9, 10. La Biblia de Las Américas)

Las bendiciones financieras están asociadas a una buena actitud en cuanto a ser generosos para la extensión del Reino. No le estoy sugiriendo enriquecer a un líder religioso o una denominación en particular. Le estoy recomendando, con fundamento en la Biblia, que no sea mezquino para Padre y Su obra.

El Señor Jesús enseñó que debemos enfocarnos en el Reino de Dios. Eso es esencial. Lo demás, entre ellas las bendiciones financieras, son arandelas o añadiduras (Lea Mateo 6:33)

Lo fundamental, insistimos, no es lo económico sino honrar y glorificar a Dios en todo cuanto pensamos, hacemos y poseemos.

Le invitamos hoy a asumir una nueva actitud respecto a dar para la obra de Dios. Tenga la certeza de que el Señor también honrará su Palabra y jamás le faltará nada en casa.

Si aún no ha recibido a Jesús como Señor y Salvador, hoy es el día para que lo haga. Podemos asegurarle que, Cristo morando en su vida y en su familia, traerá los cambios que siempre ha anhelado y les llevará hacia un nuevo nivel de crecimiento personal y espiritual.

3.- Oración familiar :

“Dios de los cielos, queremos darte gracias por las abundantes bendiciones y provisiones que recibimos a nivel familiar cada día. Gracias porque tu amor y misericordia nos alcanzan siempre, y tenemos aún más de lo que necesitamos. Gracias porque siempre has estado atento a nuestras necesidades y, sin duda, podremos contar contigo siempre. En tus manos quedamos, amado Dios. Amén”

4.- Una Meta familiar para hoy:

Pediré a Dios que bendiga mi vida y la de mi familia en todas las áreas, incluyendo la financiera pero en Su voluntad, no en la mía.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio