altar-familiar.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

altar-familiar.com

 

Libérese del lastre del rencor a nivel personal y familiar

Libérese del lastre del rencor a nivel personal y familiar

1.- Lectura Bíblica: Mateo 18:21, 22

2.- Meditación familiar:

¿Cuándo me sanaré?”, preguntó la mujer por la que estábamos orando. Mi esposa y yo llevábamos una semana en ese mismo trajín. Apenas regresaba de la oficina, iba directamente hasta donde esta amable señora que padecía unos dolores insoportables y un progresivo deterioro de sus articulaciones.

Dos semanas antes un médico se había dado por vencido y, tras mandarle unos medicamentos para paliar el dolor, se limitó a recomendarle que tuviera “paciencia”.

Por eso estábamos clamando. Ella era consciente de que la única salida era buscar a Dios.

Al principio no encontraba respuesta a tal pregunta. Luego, en oración y mientras buscaba la respuesta divina, tuve la respuesta. Por esa razón cuando tuve un nuevo contacto con ella le dije:

¿Usted guarda rencor por alguien? — le pregunte.

Lo pensó unos instantes y aseguró: — Realmente no creo... aunque ahora que lo pienso detenidamente, sí, detesto a mi yerno. Siempre he pensado que se robó a mi hija y ahora le da mala vida. No puedo perdonarlo —.

Hablamos y cuando fue consciente de que a menos que perdonara, no vendría la sanidad, aceptó perdonar.

Seguimos orando por ella cada noche hasta el día que nos anunció con alborozo:

Ahora si me siento muy bien— y movió sus brazos, mostrando que iba en franca mejoría y hacia su sanidad plena.

Hoy es una persona diferente. Asiste a la congregación. Está totalmente renovada. El perdón fue en ella el secreto para emprender recobrar su estado de salud.

Con frecuencia ignoramos los enormes daños y mal que provoca la falta de persona en un ser humano. Además de estancar el proceso de crecimiento espiritual, sentir algo contra alguien roba la paz y produce incluso enfermedades.

No se imagina cuántas personas comparten con nosotros, constantemente, que su mayor problema es que no pueden perdonar a su cónyuge o a sus hijos. Esa decisión les lleva a la ruina física, emocional y espiritual.

Y algo de suma importancia, va en contravía de los postulados bíblicos para una vida cristiana práctica. ¿La razón? El perdón es un principio para una existencia renovada y creciente.

En cierta ocasión al dialogar con sus discípulos, el Señor Jesús les instó al perdón. “Pedro se acercó a Jesús y le preguntó: — Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar a mi hermano que peca contra mí? ¿Hasta siete veces? — No te digo que hasta siete veces, sino hasta setenta y siete veces — le contestó Jesús —.” (Mateo 18:21, 22).

Nosotros somos quienes ponemos límites a perdonar, y yendo más allá, colocamos un rótulo imaginario a quienes nos rodean. Tal rótulo dice: “A este perdono”, “A este no perdono”. Si vamos con ese razonamiento ante el Señor Jesús, nos encontraríamos con la misma respuesta que le dio a Pedro: El perdón no puede ser determinado número de veces sino por siempre.

No tiene sentido que siga guardando rencor hacia su pareja, sus hijos o las personas que le rodean. Es hora de tomar la decisión encaminada a perdonar. No en sus fuerzas sino en el poder de Dios. Tenga la certeza que Dios le ayudará en el paso a paso.

Si no ha recibido a Jesús como su Señor y Salvador hoy es el día para que lo haga. Puedo asegurarle que no se arrepentirá. Ábrale las puertas de su corazón a Cristo…

3.- Oración familiar:

“Dios de los cielos necesitamos tu ayuda para desarrollar un corazón perdonador. Límpianos de todo cuanto contamina nuestro ser y que nos impide el crecimiento personal, espiritual y familiar. Con tu ayuda sabemos que podremos perdonar. En tus manos quedamos. Amén”

4.- Una Meta familiar para hoy:

Pediré a Dios que sane mi corazón de heridas del pasado y me ayude a perdonar.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio