altar-familiar.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

altar-familiar.com
Dale clic aquí para recibir actualizaciones diarias en tu correo electrónico.

 

Forme hijos útiles a la sociedad a partir de principios y valores

Forme hijos útiles a la sociedad a partir de principios y valores

1.- Lectura Bíblica : Proverbio 23:13; 29:15

2.- Meditación familiar :

Cuando la mujer salió tras su hijo, de 17 años, estaba visiblemente alterada y a gritos se lamentó: “Este muchacho ya no me hace caso”. Se iba a la calle, regresaba a la madrugada, dormía hasta media mañana y no hacía otra cosa que sentarse a ver la televisión a todo volumen. Si le llamaban la atención, trataba mal a su madre.

El problema no es de él, doña Rosaura. Es suyo, que no lo educó — , le dijo una vecina.

Aun cuando el comentario le molestó, debió admitir que siempre se sometió a las pataletas que hacía desde niño; si el padre lo reprendía, ella salía en su defensa. Literalmente lo desautorizaba. ¡Ahora estaba viendo los resultados!

¿Puede resolverse el problema de hijos rebeldes? Por supuesto que sí. ¿Desde cuándo? Desde su más tierna infancia.

Los sicólogos y terapeutas de familia coinciden en un hecho: la obediencia y la sujeción a los padres se aprende. Es un proceso en el que debemos perseverar. Impartir instrucciones y normas claras, al interior del hogar; sin autoritarismo y, fundamentalmente, con sabiduría.

Obrar como la madre de la historia, con sobreprotección hacia su “pequeño” no hace otra cosa que perjudicarlo. Lo predispone para irrespetar la autoridad. Se creerá el rey de la casa y, equivocadamente, pensará que sus padres son los sirvientes.

Si está enfrentando una situación así, llegó la hora de retomar el control. Es el momento oportuno de impartir a sus hijos instrucciones claras para que entiendan quién tiene la autoridad en casa. No es necesario gritar o asumir una actitud dictatorial, sino saber impartir las pautas que deben seguir.

¿Y si persiste su actitud de rebeldía y falta de sujeción a la autoridad? Es en ese perìodo de sus vidas cuando la corrección entra a jugar un papel importante, como enseña el rey Salomón: “La vara y la reprensión dan sabiduría, pero el niño consentido avergüenza a su madre.” (Proverbios 29:15. La Biblia de Las Américas)

El monarca israelita, quien escribió principios de vida que traen cambios a nivel personal, espiritual y familiar, también instruyó: “No escatimes la disciplina del niño; aunque lo castigues con vara, no morirá…” (Proverbios 23: 13. La Biblia de Las Américas)

Quien debe ocupar el primer lugar en nuestra casa es Dios. Él debe gobernar. Y, en segunda instancia, se encuentra usted en su condición de padre o madre. Es fundamental que haga respetar la capacidad de dirección que el Señor le ha dado. Y en ese proceso, buscar la guía del Padre para tomar decisiones apropiadas. No obre de manera equivocada, generando malos tratos. Las consecuencias serán contrarias a lo que se persigue.

Si no ha recibido a Jesús en su vida como Señor y Salvador, es hora de que lo haga. Y si Cristo no ocupa el primer lugar en su hogar, ábrale hoy ese espacio. Es un paso fundamental para que todo marche apropiadamente, haya armonía en la familia y experimenten un crecimiento permanente.

3.- Oración familiar:

“MI amado Dios y Señor, gracias por este día. Como familia presentamos en tus manos nuestro hogar. Reconocemos que en ocasiones surgen dificultades, pero tenemos claro que si nos acompañas en todo instante, podremos corregir los errores en los que hayamos incurrido. Sometemos en tus manos la jornada de hoy. Amén”

4.- Una Meta familiar para hoy:

Impartiré instrucciones claras a mis hijos con el propósito de generar una sana edificación y sujeción a la disciplina del hogar.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio