altar-familiar.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

altar-familiar.com

 

El matrimonio le hace bien a nuestra salud

El matrimonio le hace bien a nuestra salud

1. Lectura Bíblica: Génesis 2.18;

2. Meditación familiar:

Un estudio del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, difundido por la Agencia EFE, reveló que estar casado es saludable para mantener un corazón sano al tiempo que ser divorciado o viudo está asociado a niveles más altos de enfermedades cardiovasculares.

Las encuestas se realizaron entre 3,5 millones de personas con edades entre los 21 y los 102 años en 51 lugares de Estados Unidos. El especialista, Carlos Alviar, quien participó de la investigación, dijo que:

“Estos hallazgos no necesariamente buscan influir para que las personas se casen, pero revisten importancia porque las decisiones sobre nuestra pareja, el por qué estamos a su lado o por qué decidimos separarnos, tienen directa incidencia en las enfermedades cardiovasculares” (Diario ADN, Colombia. 31/03/2014. Pg. 12)

En criterio de los facultativos, una relación estable a partir del matrimonio, reduce niveles de estrés, inseguridad y genera más confianza hacia el futuro.

De acuerdo con el análisis, el riesgo de una enfermedad cardiovascular entre los casados es un 5% menor que los solteros, los viudos o los divorciados. En cambio, los divorciados tienen probabilidades más altas de padecer enfermedades coronarias, aneurisma de la aorta abdominal, afecciones en la aorta coronaria y accidentes cerebro vasculares.

Los especialistas informaron que entre los casados con edades entre los 51 y 60 años, existía un 7% menos de probabilidades de padecer enfermedades del corazón, y del 4% entre los que tienen más de 61 años.

¿Una conclusión? Estar casados no es tan malo como algunos piensas, por el contrario, resulta benéfico.

Cuando vamos al libro de las familias triunfadoras que es la Biblia, encontramos: “Y el SEÑOR Dios dijo: No es bueno que el hombre esté solo; le haré una ayuda idónea.” (Génesis 2:18. La Biblia de Las Américas)

Leí el informe de la Agencia EFE y, le confieso: me llenó de entusiasmo. Echa por tierra esas voces derrotistas que aprecian el matrimonio como una cruz, y olvidan que crear la mujer, era fundamentalmente una ayuda: “Y el hombre puso nombre a todo ganado y a las aves del cielo y a toda bestia del campo, mas para Adán no se encontró una ayuda que fuera idónea para él.” (Génesis 2:20. La Biblia de Las Américas)

Si cambiamos nuestra perspectiva del matrimonio, sin duda hallaremos vida y realización plena. Dios creó las condiciones para experimentar felicidad en pareja, pero somos usted y yo quienes decidimos— al aceptarlo en nuestro corazón— que estar casados es una bendición.

Y hablando de Dios, ¿ya recibió a Jesucristo como Señor y Salvador? Hoy es el día para que lo haga porque prendidos de la mano del Señor Jesucristo emprendemos el maravilloso camino hacia el crecimiento personal y espiritual. Ábrale hoy las puertas de su corazón a Cristo. No se arrepentirá.

3. Oración familiar:

“Amado Dios y Padre de los cielos, te damos gracias por la bendición que has concedido a mi vida a través del matrimonio. Reconocemos que no es una carga sino una bendición. Permítenos tener la humildad y la sabiduría para aplicar correctivos cuando estemos fallando. Sometemos todo cuanto ocurre a nivel del hogar en tus manos, y estamos convencidos que cada día nos llevarás a experimentar nuevos niveles de crecimiento. Amén”

4. Una Meta familiar para hoy:

En adelante me referiré a mi compromiso de hogar como una enorme bendición de Dios para mi vida.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio