altar-familiar.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

altar-familiar.com

 

Dirija su vida con pensamientos de victoria

Dirija su vida con pensamientos de victoria

1. Lectura Bíblica: Filipenses 4:6, 7

2. Meditación familiar:

María se quedó pensando que, con la forma de llover, su hijo se resfriaría. Por algunos instantes se vio tentada a no enviarlo al colegio; luego se decidió. No obstante, apenas el chico cruzó el umbral de la puerta, sentenció: “Llegará enfermo” y, así llegó, con un tremendo catarro.

¿Le ha ocurrido que, de camino a una entidad bancaria, pensó que encontraría una larga fila y lo más seguro es que ese tiempo se le tornaría aburridor? ¿Qué pasó? Déjeme anticiparle: Se tomó mucho tiempo y, además, se aburrió como nadie más.

Son solo dos ejemplos que nos llevan a meditar en la tremenda influencia que ejercen los pensamientos en nuestra vida. Lo complicado del asunto es que usted y yo transmitimos esos resultados, del mal manejo de los pensamientos, a nuestro cónyuge y nuestros hijos.

Si usted es negativo, no se sorprenda si su pareja lo es, y si los chicos en casa comienzan a pensar en derrota. En cierta medida es algo que usted sembró en ellos.

El afamado conferencista, Nick Vujicic, hace una importante advertencia al referirse a nuestra forma de pensar:
“Los problemas inician cuando los pensamientos negativos bloquean la visión y nublan tu mente. Yo siempre trato de orar y recordar que Dios me ayuda y me acompaña. Él nunca me deja, nunca se ha olvidado de mí. Él es capaz de lograr que los peores acontecimientos se den para bien. Recuerdo que debo apropiarme de las promesas de Dios y afirmarme en ellas si importar lo que esté acontecimiento a mi alrededor. Yo sé que Dios es bueno y que, si permite que algo malo suceda, aun cuando yo no lo entienda debo aferrarme a su voluntad.” (Nick Vujucic. “Vida sin límites”. Editorial CEBG. 2013. Colombia. Pg. 64)
Es importante reprogramar la mente con el fin de que piense para la victoria. ¿Cómo se logra? Apropiándonos de pensamientos de fe, muchos de ellos tomados de los versículos que hemos subrayado en la Biblia. Léalos una y otra y otra vez. Cuando sea necesario.

Los pensamientos constituyen un motor para detenernos o avanzar. Dinamizan nuestras acciones que se ven reflejadas en acciones que impactan nuestra existencia y la de quienes nos rodean.

¿Cómo piensa usted? Recuerde que tal como piensa, actúa. Si piensa negativamente, le aseguro que irá a la derrota; si sus pensamientos son de fe, cimentados en Dios, irá camino a la victoria.

Esta enseñanza tiene, entre otros fundamentos, lo que escribió el apóstol Pablo a los creyentes de Filipos:
“No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús.” (Filipenses 4:6, 7. NTV)
Este principio aplica no solo a su vida sino también a su familia. Sus pensamientos terminan ejerciendo influencia en su cónyuge y sus hijos. Tal como usted piense, se expresará y de la forma como se expresa, afectará positivamente a los suyos.

Cambiar nuestra forma de pensar es importante, recuérdelo siempre, no solo para su propia existencia sino para aquellos a quienes ama. Cambiar la forma de pensar tendrá directa incidencia en una forma diferente de actuar, que será algo enriquecedor para el entorno en el que se desenvuelve.

Y hablando de cambio, ¿ya recibió a Jesucristo como Señor y Salvador? Es importante que lo haga porque es Jesús quien nos lleva a experimentar cambios y crecimiento permanente, en las dimensiones personal y espiritual. Ábrale hoy las puertas de su corazón a Jesucristo. No se arrepentirá.

3. Oración familiar:

“Mi amado Dios y Padre, te damos gracias en este nuevo día porque nos das la oportunidad de crecer en la medida en que te conocemos. Gracias por amar a mi familia y estar con cada uno de los miembros de nuestro hogar. Guíanos siempre a tomar decisiones acertadas, sabias y llevarnos a resolver los conflictos con ánimo pronto. Sometemos este día en tus manos. Amén”

4. Una Meta familiar para hoy:

Transmitiré a mi familia pensamientos de fe, que conducen a la victoria, consciente que actuamos siempre en consonancia con lo que pensamos


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio