altar-familiar.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

altar-familiar.com

 

Descubra cómo superar los desiertos de la vida familiar

Descubra cómo superar los desiertos de la vida familiar

1.- Lectura Bíblica: Deuteronomio 8:1-4.

2.- Meditación familiar:

Fueron no una sino varias semanas. Las horas se convertían en días y se sucedían como un carrusel insoportable. El otrora moderno crucero, que muchos comparaban con un hotel sobre el mar, llegó a convertirse en una cárcel.

Los primeros en desembarcar fueron los turistas. Luego, quienes estaban muy enfermos. Después, aun cuando eran más de doscientos tripulantes, solo quedaron acompañados por dos sensaciones que los seguían a todas partes como una sombra: el desespero y la incertidumbre.

Creíamos enloquecer”, narró una de las empleadas de la enorme nave al compartir el desasosiego que los embargaba ya que no podían atracar en ningún puerto. “Nadie nos permitía descender por temor a que estuviéramos contagiados.

Dieron muchas vueltas a través del continente americano a la espera de que concluyeran las primeras señales de alerta de la pandemia mundial. No tenían rumbo fijo. Y esa realidad, los desesperaba aún más.

Esta nota aparecida en un rincón de un diario local, lleva a recordar al pueblo de Israel cuando anduvo sin rumbo fijo por el desierto, producto de su desobediencia a Dios. Fueron cuarenta años que se convirtieron, para muchos de ellos, en una eternidad.

Sin embargo, durante ese lapso, Dios trajo a su vida poderosas enseñanzas. En la Biblia leemos:

"El Señor te afligió, y te hizo sentir hambre, pero te sustentó con maná, comida que ni tú ni tus padres habían conocido, para hacerte saber que no sólo de pan vive el hombre, sino que vive de todo lo que sale de la boca del Señor. En estos cuarenta años la ropa que llevabas puesta nunca se envejeció, ni se te han hinchado los pies.” (Deuteronomio 8:3, 4| RV 60)

Si nuestra vida está en manos de Dios y, cuando esa sujeción involucra a nuestra familia, aun cuando las circunstancias parezcan adversas, siempre aprendemos algo.

Hasta tanto volvamos la mirada al Padre, siempre cometeremos errores en la relación con el cónyuge y con los hijos. Estaremos caminando sin rumbo fijo. Nuestro liderazgo será equivocado. Por ese motivo, hoy es el día para imprimir cambios en nuestro hogar. Dejar de atravesar un desierto innecesario y encaminarnos a metas concretas.

No podría terminar sin antes invitarle para que le abra las puertas de su corazón a Jesucristo. Es la mejor decisión que jamás pueda tomar. Prendidos de su mano, emprendemos el maravilloso tránsito hacia el cambio y transformación que anhelamos y necesitamos.

3.- Oración familiar:

“Señor Jesucristo, gracias a tu obra redentora, tenemos acceso a una nueva vida y esa nueva vida, involucra a mi familia. Pido perdón por mi negligencia al pretender resolver los conflictos a mi manera, con mis limitados conocimientos. Hoy decido cambiar con tu ayuda. Someto mi hogar en tus manos, para que me guíes en todos los pasos y decisiones que debo tomar. Amén”

4.- Una meta familiar para hoy:

Con ayuda de Dios, someteré en sus manos los desiertos familiares para encontrar una salida.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio